Roscón Reyes con Escarchado

Para la masa madre:
  • 70 g. leche
  • 10 g. levadura prensada fresca
  • 1 cucharadita azúcar
  • 130 g. harina de fuerza
Masa:
  • 120 g. azúcar
  • Piel de 1 limón y 1 naranja (sin la parte blanca de la piel)
  • 60 g. leche
  • 70 g. mantequilla Tª ambiente
  • 20 g. levadura prensada fresca
  • 30 g. agua azahar
  • 450 g. harina fuerza
  • 1 pellizco de sal
Para decorar:
  • 1 huevo batido
  • almendra laminada al gusto
  • Fruta escarchada al gusto Pimiento y Tomate Nature Choice Escarchado
  • azúcar humedecido al gusto

Rememoramos la ya famosa receta de Roscón de Reyes aderezada con Pimiento y Tomate escarchado; Nos la ha prestado nuestra amiga www.losmaletinesdeinma.com , desde aquí se lo agradecemos. Es muy recomendable la Thermomix para poder realizarla.

Roscón de Reyes

Con estos ingredientes sale un Roscón grande o dos medianos. A vuestro gusto.

 

PREPARACIÓN:

Primero prepararemos el azúcar aromatizado con naranja y limón.

Para ello pondremos en el vaso de thermomix muy seco el azúcar y la pulverizaremos 30 seg. velocidad progresiva 5-10.

Si no tenéis la thermomix o posibilidad de triturar el azúcar, podéis utilizar azúcar glass.

Al azúcar triturada se añade la piel del limón y de la naranja a través del bocal y pulverizar 15 seg. a velocidad progresiva 5-10.

Reservar en un bol.

Ahora debemos preparar la masa madre.

Poner todos los ingredientes indicados para la realización de la masa madre en el vaso, menos la harina de fuerza. Recordad disolver con los dedos la levadura prensada dentro de la leche.
Calentar ligeramente: 1 min. velocidad: 1, Tª 40 ºC .

Una vez calentada la mezcla, se añade la harina y se mezcla 15 seg. velocidad 4, sin temperatura.

Se retira la masa que se ha creado a un bol con agua templada y se dejará en el hasta que la masa doble su volumen y flote. En ese momento estará lista y podremos seguir preparando el resto de la masa para terminar nuestro Roscón.

Añadir al vaso de la Thermomix, el azúcar aromatizado reservado al principio, la leche, la mantequilla, los huevos, la levadura prensada y el agua de azahar. Mezclar todo durante 10 seg. a velocidad 5.

Añadir la bola de masa madre y mezclar de nuevo 10 seg. velocidad 6.

Después de esta mezcla añadiremos la harina de fuerza con la sal mezclada. Podemos añadirla de una vez, pero a mi me gusta añadir la mitad, mezclar ligeramente la masa, 10 seg. velocidad 6 y añadir la harina restante.

Mezclar todo 30 seg. a velocidad 6 y a continuación amasar 3 minutos a velocidad espiga.

En este punto la masa se convertirá en una bola.

No debemos sacarla del vaso de la thermomix ni quitar el cubilete. Se debe “abrigar” la Thermomix con dos paños de cocina o con una bolsa isotérmica para congelado que cubra todo el vaso (yo he puesto ambas cosas). Dejar reposar la masa así, hasta que la misma salga por el bocal. El tiempo que tardará en este levado dependerá de la Tª ambiente de nuestras cocinas. A mi me ha tardado 2 horas y algo..

Retiramos los trapos de cocina o la bolsa isotérmica y con la espátula, bajamos la masa hacia la parte baja del vaso y la volvemos a amasar 1 min. a velocidad espiga.

Sacar la masa del vaso y ponerla sobre superficie enharinada, pero no en exceso, solo lo suficiente para que la masa no se pegue a la superficie.

Darle forma de bola alisándola bien con las manos. Si decidís hacer dos roscones medianos en vez de uno grande, este es el momento de dividir la masa en dos.

Introducir los dedos en el centro de la bola estirarla formando un agujero central. Si hacemos un solo roscón el agujero deberá ser de unos 35 cm de diametro más o menos. Yo he hecho dos roscones y mi horno no permite muchas florituras así que mi diámetro es de aprox. 15 cm.

Pintar el roscón con el huevo batido, la almendra laminada, la fruta, pimiento y tomate escarchado y el azúcar humedecido a vuestro gusto. El roscón que yo he hecho no le he puesto almendra pues no me quedaba.
Dejarlo reposar hasta que doble el volumen de nuevo.

Precalentar el horno a 200 ºC. Hornear los primeros 5 min. a esa Tª y después bajarla a 180ºC durante otros 15-20 min. Como cada horno es un mundo tomad estos tiempos como orientativos.

Una vez frío se puede rellenar, si así lo deseáis, del sabor que más os guste: nata, trufa, chocolate…etc.